Trabajos en los límites entre la ciudad y la naturaleza en Escultura y Entorno Físico

...

By

La experiencia que desde el ámbito académico de las Bellas Artes hemos llevado a cabo en vinculación con el Laboratorio de Territorios en Transformación (desde ahora LAB-TT) se enmarca dentro de la asignatura optativa de segundo ciclo “Escultura y Entorno Físico”.  Un espacio de experimentación artística y pedagógica que, según el programa académico que lo presenta, se “adentra en la situación actual de la experiencia escultórica en su desarrollo contextual, es decir en su inserción dentro de los ámbitos del espacio público –la ciudad- y el paisaje –naturaleza- fundamentalmente, […] entendiendo estos como ámbitos multidimensionales en los que confluyen aspectos comunicativos, de interacción, identidad, participación, negociación y conflicto, que vinculados a factores sociales, políticos y culturales propios del lugar y tiempo donde median, los convierten en territorios disciplinarmente híbridos y transfronterizos”.

Aquí, entendemos la creación como actividad investigadora en proceso y con capacidad de ser transformativa, tanto del espacio como de la relación con el lugar, el uso, la memoria, etc. del mismo. Lo que nos lleva a tomar conciencia de los diversos condicionantes contextuales en el proceso creativo, muchas veces obviados, y recuperar el papel de la escultura y del arte como sistema generador de pensamiento, de cuestionamiento y de incidencia e implicación en el ámbito de lo social.

Pensando en lo anterior, nos sumamos al LAB-TT con la intención de hacer colisionar y poner en crisis nuestros saberes, nuestra mirada y el conjunto de técnicas aprendidas en los primeros años de formación universitaria, con los de unos campos disciplinares distintos pero no tan distantes –la Arquitectura y Urbanismo-  para así también hacer posible que se produjeran aprendizajes insólitos, inesperados, nuevos…o deformantes y monstruosos incluso, por qué no. Todo ello en el escaso margen de tiempo que vinculo el pasado año Escultura y Entorno Físico al LAB-TT: tres horas semanales durante los tres últimos meses de curso.

El programa de objetivos que nos marcamos en ese tiempo fue el siguiente: Introducirnos en los modos y posibilidades del trabajo colaborativo y en red, a partir de la creación de equipos de trabajo que enfrentaran la tarea de construir un proyecto de investigación troncal para la asignatura basado en el área de la circunvalación granadina como eje y contexto de investigación-acción. Nuestro propósito era poder estructurar la acción formativa y creativa de la asignatura a través de un eje de trabajo unificado que consiguiera vertebrar las energías dispuestas por cada uno/a de nosotros/as constituyendo un proyecto sólido de investigación. Sumar desde las particularidades de cada grupo para obtener al fin un cúmulo de resultados que pudieran contrastarse bajo premisas iguales y de los que obtener conclusiones centrípetas al eje del trabajo. Finalmente, con los resultados del trabajo realizado, poder incorporar nuestra experiencia al conjunto de acciones desarrolladas en los distintos nodos donde se desenvuelve el LAB-TT para así fabricar un conocimiento y aprendizaje global (tanto del contexto como de nuestro propio proceso de trabajo) realmente significativo para todos los participantes. En esa tarea estamos ahora.

La metodología que seguimos fue sencilla, después de un semestre de trabajo en el aula, con lazos y redes de confianza e intereses tejidas entre estudiantes, conformamos diversos equipos de trabajo para iniciar el ejercicio. No abordamos el contextos bajo ningún supuesto prescrito, sino que a partir de experiencias de trabajo contextual anterior (el primer ejercicio debía interpelar al entorno universitario y el segundo al ámbito urbano de la ciudad Granada), los estudiantes debían iniciarse en la exploración del entorno de la circunvalación y proponer ellos mismos los puntos de interés y modos de abordar el trabajo. Todo ello claro, desde el acompañamiento y la tutela que yo mismo y Carlos Gor –como coordinador del LAB-TT- desarrollamos. El propio Carlos nos acompañó y presentó mediante un largo paseo por caminos y senderos de la Vega granadina el entorno de trabajo y de él, los asuntos que pudieran destacarse o ser relevantes de cara a entender sus lógicas más o menos visibles o veladas.

De esta primera incursión, obtuvimos una docena de mapas subjetivos del entorno con los que iba completándose una relación de ejes de interés de los estudiantes. Desde intereses de carácter poético-fenomenológico, pasando por cuestiones de historia o de cierta arqueología del sitio, hasta asuntos que venían atravesados por la actualidad económica y cómo esta afecta y construye también el lugar, los itinerarios de investigación iban dibujándose en el transcurso de las primeras sesiones de trabajo.

Consideramos no obstante, que estos asuntos constituían los ejes conceptuales de muchos autores que iban saliendo al paso de nuestras discusiones –Gabriele Basilico, Bleda y Rosa, Xabier Ribas, Robert Smithson, Mark Dion, etc.- por lo que propusimos al laboratorio poder convocar a algunos expertos externos a la Universidad de Granada que nos ayudaran a darle especificidad a nuestro enfoque y a hacer más compleja y completa la relación de referentes conceptuales y experimentales que pudiéramos tener. Primero, Domingo Campillo, artista y profesor de la Facultad de Bellas Artes de la Universidad de Murcia, nos condujo por una serie de referentes que, bajo el paradigma del proyecto artístico como proceso de investigación, nos acercaban al estudio del territorio como espacio histórico tramado de líneas de fuga y suturas de unos hechos no siempre evidentes. Después de él, el artista multimedia Jorge Dragón, abundando en ejemplos que de modos diversos transitaban por la disciplina fotográfica, nos permitió conocer e incidir sobre un conjunto de prácticas artísticas y documentales en las que la experiencia de transitar el limen, la frontera o el intersticio constituía el acento del proyecto. Todo ello pensando la brecha del espacio urbano al rural que es la circunvalación de Granada desde esta misma perspectiva.

Después de estas visitas, el trabajo de los grupos se desarrolló de manera autónoma, alternando el trabajo de campo con las sesiones críticas grupales y tutoriales en el aula. Junto a estas, abordamos cuestiones metodológicas para el trabajo de campo, trayendo técnicas de investigación contextual más comunes en otros campos disciplinares: mapeados, encuestas, grupos de discusión, investigación en archivos, etc. y nos enfrentamos a algo que por común que pudiera ser en nuestro ámbito profesional no es habitual dentro del ámbito académico: la gestión del trabajo colectivo. Exponiéndonos al trabajo en grupo debíamos atender a procesos de negociación, de discusión y búsqueda de consensos entre nosotros que enriquecían el aprendizaje sobre modos de relación en la producción artística. Cuando el disenso aparece en el grupo es necesario entender que en ese espacio se está componiendo una suerte de política controversial -base fundamental de la democracia-, un topos crítico que bien podría ser un campo de experiencia fundamental para nuestros estudiantes, asunto que la Universidad no debiera dejar de abanderar.

A principios de Junio de 2012 llegó el momento de presentar los resultados del trabajo al resto de compañeros. Ocho proyectos acabaron entregándose sobre temáticas bien distintas: el sonido y las problemáticas asociadas a la contaminación acústica provocada por el tráfico y la industria; las vías y tránsitos informales dentro de la Vega y sus huellas físicas; los efectos de la contaminación ambiental y el impacto de la ciudad en el medio natural; la arqueología del paisaje y las ruinas modernas; la industria y cultura de la alimentación asociada a la Vega; los modos de vida y oficios asociados a entorno rural de este territorio; las cualidades lumínicas y fotosensibles del paisaje; y finalmente, la crítica a la especulación urbanística y como esta ha afectado la fisonomía de la Vega. La explicación de cada trabajo es larga y desborda el espacio de este artículo/post, pero todos los formatos de entrega pueden consultarse en el Archivo EEF, un dispositivo de archivo diseñado por los estudiantes de la asignatura para almacenar y acumular el conocimiento que ésta va generando. En cualquier caso, y para mayor conocimiento, la intención del LAB-TT es hacer públicos los resultados parciales y totales de cada una de las asignaturas en una o varias presentaciones futuras.

Finalmente, quisiera reconocer y agradecer el esfuerzo y trabajo realizado por los estudiantes de Escultura y Entorno Físico durante el curso 2012-2013. A ellos debo un de las experiencias de co-aprendizaje más fructíferas de mi trayectoria docente.

Antonio Collados Alcaide

Departamento de Escultura

Universidad de Granada


Post a Comment

Your email is never published nor shared. Required fields are marked *

*
*

Creative Commons:

LAB-TT:

Laboratorio de Territorios en Transformación es un proyecto de innovación docente de la Universidad de Granada.

Contacto:

info@lab-tt.net